Trucos para combatir el óxido y cuidar sus herramientas y maquinaria



La corrosión se produce por el contacto entre el agua y el metal a nivel molecular.

La corrosión es uno de los problemas más frecuentes con los que debe lidiar cuando trabaja con maquinaria o herramientas metálicas. Se trata del deterioro del material debido a la oxidación causada por interacciones ambientales, que puede llegar a dañar la pieza y generar pérdidas y sobrecostos en sus trabajos.

 

La clave para evitar que esto suceda con sus elementos de trabajo es prevenir que se dé el entorno propicio para que el óxido comience a aparecer. Pero, ¿qué produce el óxido? Para que un metal comience a corroerse, necesita tres elementos: humedad, metal y un receptor de electrones.

 

Un receptor de electrones es un elemento (generalmente oxígeno) que roba electrones del metal (esto sucede a nivel molecular en el material). Cuando el agua entra en contacto con el metal, inmediatamente comienza a producirse una reacción química que lo oxida rápidamente, convirtiéndolo en óxido de hierro (nombre químico del óxido).

 

Ahora que ya tiene claro cuáles son los aspectos que causan la corrosión, a continuación, le revelamos algunos trucos para evitarla y cuidar sus herramientas y maquinaria utilizando en algunos casos productos para eliminar el óxido.

 

Guarde adecuadamente las herramientas

 

La humedad puede estar en cualquier lugar, por ello es necesario que seleccione un espacio o contenedor libre de condiciones húmedas para guardar, almacenar o ubicar sus herramientas y maquinaria.

 

Una caja de herramientas sellada, ya sea de plástico o metal, y recubierta de cualquier material que aísle la humedad puede funcionar muy bien para preservar sus herramientas. Por otro lado, en cuanto a los equipos en la planta, intente utilizar un absorbente de humedad para ayudar a mantener las condiciones del piso lo más secas posible.

 

Recuerde que se puede prevenir la corrosión galvánica (ocurre cuando las partes metálicas con dos potenciales de electrodo diferentes están en contacto junto con un electrolito) almacenando las piezas por separado.

 

Controle el ambiente

 

La humedad no solo aparece en las paredes o el suelo, también puede estar presente en el aire y puede propiciar el ambiente perfecto para producir elementos corrosivos. Al tomar medidas para controlar el medio ambiente, estas reacciones no deseadas pueden minimizarse.

 

Tome acciones simples como reducir la exposición a la lluvia o al agua de mar, instalar un deshumidificador, aplicar lubricantes que desplacen la humedad o medidas más complejas, como controlar las cantidades de azufre, cloro u oxígeno en el entorno circundante.

 

Utilice un revestimiento protector

 

Un recubrimiento de superficies puede proporcionar una capa de protección contra la corrosión al actuar como una barrera física entre las partes metálicas y los elementos oxidantes en el medio ambiente.

 

Un método común es la galvanización, en la cual se cubre la pieza con una capa delgada de zinc. También existen los recubrimientos en polvo, protectores e inhibidores en aerosol que, con una aplicación adecuada, puede sellar la superficie de sus herramientas eléctricas, de mano o equipos lejos del medio ambiente para protegerla de la corrosión.

 

Mantenga las superficies limpias

 

Tener exceso de polvo, mugre y contaminantes puede acelerar el proceso de corrosión en sus instalaciones; esto se debe a que estas materias absorben agua. Cuantas más partículas de polvo se depositen en su maquinaria, más agua podría entrar en contacto con las superficies metálicas y promover la corrosión.

 

Asegúrese de limpiar sus artículos regularmente para evitar la corrosión activada por la suciedad (utilice limpiadores y desengrasantes con teflón) y aplique protección adicional según sea necesario.

 

Realice mantenimiento de las piezas

 

También es importante un correcto mantenimiento de las piezas y sus superficies. Las diferentes medidas que hemos mencionado son prácticas, pero no serán efectivas si los elementos no cuentan con mantenimiento y monitoreo continuos.

 

Los recubrimientos se pueden caer o deteriorar o las condiciones ambientales pueden cambiar por factores externos, por ello es necesario revisar y aplicar protección adicional con frecuencia. Aplicar un lubricante que proteja contra la corrosión es una excelente solución para mantener a punto su maquinaria y herramientas mientras que evita que el óxido se acerque.

 

Con estos trucos logrará cuidar esos elementos metálicos que son tan indispensables en sus trabajos y proyectos. Póngalos a prueba y notará cómo la corrosión se mantiene alejada de sus instalaciones.

 

En Mundial de Tornillos no solo comercializamos los productos de ferretería y las herramientas hidráulicas que pueda necesitar en Colombia, sino que tenemos más consejos y tips útiles para su labor. Si quiere tener todo el conocimiento de nuestros expertos suscríbase a nuestro boletín. ¡Tendrá la mejor asesoría!

Otras Noticias

Síganos:
Suscribase a nuestro canal de RSS

Delivered by FeedBurner

TÉRMINOS Y CONDICIONES
COPYRIGHT © 2020 -Desarrollo de pagina web y Posicionamiento SEO por PAXZU
Todos los derechos reservados