Claves para cuidar la transmisión de la bicicleta en cada limpieza



Un desengrasante eficiente es un producto básico del kit de mantenimiento de cualquier ciclista.

Lavar el tren de transmisión es uno de los pasos de mayor cuidado al limpiar y lubricar correctamente la bicicleta, también es uno de los que mayor trabajo puede costar. Sin embargo, es necesario para alargar la vida de todos los componentes y conservar el buen desempeño de su caballito de acero.

 

Es por ello que consultamos a nuestro equipo de ingenieros y a un equipo de ciclistas profesionales para que nos revelaran algunas de sus claves para cuidar la transmisión y preservar en buena condición todos los componentes cada vez que lavan su bici.

 

Según ellos, esto es lo que debe tener en cuenta:

 

Le podría interesar: 5 consejos de mantenimiento básico para cuidar su bicicleta

 

• Elija el desengrasante correcto

 

Utilizado para quitar la arena, la mugre y la grasa de un tren motriz, el desengrasante es un producto básico del kit de mantenimiento en la caja de herramientas de cualquier ciclista. Si bien muchos dicen que se puede usar prácticamente cualquier quita grasa para, debe tener en cuenta que algunos de estos productos son muy agresivos y pueden dañar los componentes.

 

Al limpiar la cadena, esta debe quedar completamente clara (como cuando era nueva) porque aplicar el lubricante cuando no está completamente limpia genera mucha tracción de polvo en cada rodada y volverá a tener esa capa negra de grasa más pronto de lo esperado.

 

Lo más recomendable es que utilice el limpiador y desengrasante de Blaster® con aroma a cítricos. Este le permitirá eliminar por completo la grasa, aceite, resina y adhesivo de cada uno de los eslabones de la cadena y la superficie de los componentes del tren de transmisión.

 

Desengrasante Blaster

 

¿Cómo utilizarlo? Aplique el desengrasante desde atrás (donde están los piñones) rociando de arriba a abajo el cassette y moviendo la cadenilla para que el producto impregne en cada eslabón –asegurándose de no salpicar el freno– notará como esa grasa negra adherida a la cadena comienza a caer y como vuelve a tomar su color natural.

 

Deje que actúe durante 30 segundos a un minuto; luego de este tiempo, la cadena ya estará lista para volverse a lubricar.

 

• Use un lubricante especial para cadenas

 

No todos los aceites y grasas que se encuentran en el mercado pueden minimizar la acumulación de suciedad ni tener la viscosidad necesaria para evitar que la falta de lubricación aumente el desgaste de la trasmisión. Sin embargo, un lubricante especial para cadenas es superior debido a que está diseñado para repeler la suciedad y el agua.

 

Ese es el caso del lubricante de cables y cadenas duradero Blaster®, mejorado con teflón. Utilícelo para proteger el sistema contra la oxidación y mantener lubricada la parte externa e interna de la cadenilla. Además, no se separa y rechaza la mugre, el polvo, y la suciedad, por lo que no se formará la grasa negra en los piñones, platos o discos de fluido de su bici.

 

 

¿Cómo lograr una buena aplicación del lubricante de cables y cadenas duradero Blaster®? Rocíe el producto desde atrás y hacia arriba y abajo en el cassette mientras mueve el pedal hacia adelante y aplica los cambios, de esta forma la cadena al ir pasando impregnará todos los piñones y el descarrilador.

 

El Lubricante Blaster® también lo puede utilizar en todas las partes móviles como las cajas, las guayas, las manillas de los frenos y cambios y la suspensión para mejorar su desempeño y proteger la superficie.

 

• Aplique un limpiador de frenos que no deje residuos

 

Cuando está en una rodada y comienza a escuchar chirridos y a sentir una reducción en la potencia del frenado es porque los frenos de su bici tienen suciedad acumulada y necesitan una limpieza. El aceite y otros residuos del rotor generan que los discos y las pastillas se contaminen y disminuyan su desempeño.

 

La solución es limpiar los frenos de disco, pero debe tener cuidado al elegir el producto que aplica, porque si este deja restos el rendimiento del disco puede disminuir aún más. El sistema de frenos nunca debe ser limpiado con el desengrasante porque este deja una capa ligera pero grasosa que lo contamina.

 

Por el contrario, utilice el limpiador de frenos no clorado Blaster®, con este removerá todo tipo de fluidos, aceite y contaminantes en el disco y las pastillas en poco tiempo, gracias a que cuenta con una fórmula de evaporación rápida que no deja restos.

 

Imagine tener sus discos de frenos totalmente limpios de forma fácil y en solo unos segundos. Eso lo puede lograr con el Limpiador de Blaster®; solo rocíelo directamente en el disco y listo, no es necesario pasarle ningún trapo ni utilizar agua.

 

 

Estas son las claves que debe considerar para proteger el tren motriz de su bicicleta y obtener la mejor limpieza en cada ocasión de lavado y lubricación. Si bien es importante seguirlas, también lo es tener el kit de los productos que le mencionamos para obtener los mejores beneficios.

 

En Mundial de Tornillos encuentra el kit de limpieza y lubricación para bicicletas marca Blaster® que incluye el limpiador y súper desengrasante con aroma a cítricos, el lubricante de cables y cadenas mejorado con teflón y el limpiador de frenos no colorado.

 

¡Adquiera su kit y blasterice su caballito de acero!

Otras Noticias

Adquiera el kit de limpieza y lubricación Blaster para su bicicleta en Mundial de Tornillos. ¡Cotícelo ahora!

Síganos:
Suscribase a nuestro canal de RSS

Delivered by FeedBurner

TÉRMINOS Y CONDICIONES
COPYRIGHT © 2020 -Desarrollo de pagina web y Posicionamiento SEO por PAXZU
Todos los derechos reservados