¿Por qué los tornillos de acero inoxidable son magnéticos?



Los tornillos en acero inoxidable son el ferrítico, martensítico, dúplex y el de endurecimiento por precipitación.

Cuando adquiere fijaciones metálicas para todo tipo de proyecto, es común que elija el acero inoxidable debido a que los tornillos de este material le ofrecen diferentes beneficios como la resistencia a la corrosión y la dureza. Sin embargo, en algunas ocasiones puede notar que se trata de piezas magnéticas y, como la creencia popular es que este material no debería serlo, entra la duda de si tiene el producto correcto.

 

Un error común es pensar que el acero inoxidable no es magnético, pero la realidad es que sí lo es. Existen cinco clases de acero inoxidable y solo una no es magnética, la cual resulta ser la más utilizada en la elaboración de tornillos para su caja de herramientas.

 

¿De qué depende que sea magnético?

 

Los diferentes tipos de este material son el ferrítico, el martensítico, el dúplex, el endurecimiento por precipitación y el austenítico. Todos ellos son en acero inoxidable magnético, a excepción del último.

 

El magnetismo tiene más que ver más con la microestructura del grano del acero que con su composición química, por lo que si los tornillos que adquiere tienen esta característica depende no solo de su microestructura, sino también de cómo se fabricó o procesó.

 

Los aceros inoxidables más comunes, 304 y 316, tienen una microestructura austenítica y comienzan una vida no magnética. Sin embargo, a medida que el acero en bruto se transforma en sujetadores, este pasa por varios procesos de conformado en frío (dibujo, roscado, encabezado) que modifica la microestructura de austenítica a martensítica, haciendo así que el material se vuelva magnético.

 

Cuanto más se forme en frío, más se cambiará su microestructura a martensítica y, por ende, más magnético será el tornillo. Lo cual no genera que el producto sea de menor calidad o pierda las propiedades anticorrosivas ni de dureza o resistencia.

 

Los aceros inoxidables austeníticos tienen un mayor contenido de cromo y también se les agrega níquel; es este último el que modifica en gran medida la estructura física del acero y lo hace no magnético.

 

¿Por qué esto es importante?

 

El material magnético puede tener un gran efecto en el rendimiento previsto de un producto dependiendo de su aplicación. Si un material necesita ser clasificado rápidamente de otros, entonces, tener magnetismo puede hacer que este sea un proceso de clasificación muy fácil de llevar a cabo.

 

Sin embargo, al soldar o realizar otros procesos de fabricación de metal, el material magnético puede causar problemas. Las corrientes eléctricas también pueden comportarse de manera diferente en materiales magnéticos.

 

Siendo así, cuando busque tornillos de acero inoxidable no magnético debe optar por los tipos 304 y 316, en los cuales el hierro permanece en forma austenita (fase no magnética) si no han pasado por formado en frío.

 

Por el contrario, cuando necesite tornillos magnéticos, los tipo 430, 442, 410, 416, 2205, 2507, 17-4 y 17-7 son los que puede elegir.

 

En Mundial de Tornillos somos expertos en tornillería con más de 40 años de experiencia. Si no sabe cuál es el tornillo ideal para su proyecto, acérquese a cualquiera de nuestras sedes para asesorarlo. Contamos con una amplía variedad de referencias en tornillos –para que encuentre el que usted necesita–, juegos de destornilladores Stanley, herramientas de corte y todos los complementos para tener un kit de herramientas completo.

Otras Noticias

Síganos:
Suscribase a nuestro canal de RSS

Delivered by FeedBurner

TÉRMINOS Y CONDICIONES
COPYRIGHT © 2020 -Desarrollo de pagina web y Posicionamiento SEO por PAXZU
Todos los derechos reservados