En los proyectos con sistemas estructurales existen algunos elementos constitutivos y de funcionamiento que son esenciales para que las construcciones sean eficientes y seguras. Es por esta razón que todos estos componentes deben contar con las mejores características y calidad, al mismo tiempo que se deben utilizar de la forma adecuada.

 

Los tensores galvanizados son uno de esos elementos fundamentales debido a que le permiten introducir tracciones en sus trabajos con estructuras y los encargados de aportar esfuerzo a las columnas, losas o vigas; por lo que deben contar con cualidades para resistir fuerzas axiales de tensión, generalmente de cables en acero o de alta resistencia.

 

La gran ventaja de uso de los tensores es su versatilidad, por la capacidad que tienen para facilitar el proceso de añadir o liberar tensión a un cable sin la necesidad de añadir estrés innecesario al enganche de acoplamiento, cuando es necesario ajustar la carga, que generalmente presenta un centro de gravedad inclinado o disparejo.

 

Como en su mayoría, los trabajos de operaciones de izaje se desarrollan al aire libre, los elementos o herramientas que se utilizan en ello pueden volverse vulnerables cuando no están elaboradas de materiales con resistencia a la intemperie. Por lo general, estas piezas de metal  están formadas por un tubo, cerrado o abierto, elaborado en hierro galvanizado o acero. Sin embargo, los tensores galvanizados son las herramientas ideales para defenderse de la corrosión.

 

Ventajas de los tensores galvanizados

 

La galvanización es el proceso de recubrir de zinc el hierro o el acero, por una inmersión en un baño de zinc fundido a altas temperaturas. El objetivo de la galvanización es evitar la oxidación y corrosión de la herramienta que la humedad y la contaminación ambiental pueden ocasionar sobre el metal. Esto le permite obtener las siguientes ventajas para sus trabajos:

 

  • Mayor vida útil: un tensor galvanizado tiene una vida útil que varía de 20 a 30 años dependiendo del grado de exposición al ambiente.
  • Cero costos de mantenimiento: un material galvanizado se mantiene intacto por más tiempo, por lo que no será necesario pintarlo ni hacerle mantenimiento para garantizar sus propiedades.
  • Garantía de recubrimiento: al ser un proceso de inmersión, la galvanización de los tensores asegura que estos tengan un recubrimiento en toda la pieza por dentro y por fuera.
  • Gran resistencia: el recubrimiento es también resistente a los golpes y a la abrasión.
  • Excelente versatilidad: el tensor galvanizado puede pintarse por encima y combinarse con estructuras de hormigón, acero inoxidable y aluminio para modificar su estética o aumentar su durabilidad.

 

Para aprovechar todos los beneficios de los tensores galvanizados es importante que sean utilizados de la forma correcta, por ello, es necesario tener en cuenta que solo deben usarse en carga a tiro directo y nunca sobrecargarlos.

 

Así mismo, las condiciones en las que se realice la aplicación deben ser un derminante para elegir el producto más conveniente. Cuando se haya seleccionado el adecuado, y antes de utilizarlos, estos deben ser revisados para asegurarse de que las roscas del cuerpo y de los teminales sean del mismo tipo, ningún sistema esté zafo, dañado, deformado, desgastado, ni fuera de su posición y que estén correctamente roscados al cuerpo.

 

Los tensores galvanizados que necesita para sus trabajos estructurales los encuentra en Mundial de Tornillos, herramientas de la mejor calidad para soportar distintos tipos de fuerza. Visite cualquiera de nuestras sedes y un asesor le aconsejará el tensor ideal para sus necesidades.


Otras Noticias

Síganos:
Suscribase a nuestro canal de RSS

Delivered by FeedBurner

TÉRMINOS Y CONDICIONES
COPYRIGHT © 2019 -Desarrollo de pagina web y Posicionamiento SEO por PAXZU
Todos los derechos reservados